Imagen de una persona con sangrado nasal

¿Se debe taponar una nariz que sangra?

Desde niños, cuando hemos sufrido una hemorragia nasal o epistaxis, siempre nos han dicho lo mismo: que debíamos echar la cabeza hacia atrás y taponar la nariz con algodón.

Cuando se trata de una pequeña hemorragia, el inconveniente se suele solucionar en seguida sin mayores daños, pero debemos considerar que ante un sangrado más grave puede haber serios problemas respiratorios y gástricos, al llegar la sangre a los pulmones o al estómago respectivamente.

Entonces ¿cuál es el comportamiento correcto? Justamente lo contrario a lo que nos dijeron nuestros mayores: echar la cabeza ligeramente hacia adelante para que la sangre pueda salir sin entorpecer nuestra respiración y apretar las ventanas nasales (como si oliera mal).  Puede ser útil aplicar una compresa fría o hielo sobre el tabique nasal. En cualquier caso, nunca se debe acostar al afectado.

Si en unos veinte minutos no se ha cortado la hemorragia, lo mejor es llamar a los servicios de urgencias, que nos indicarán cómo actuar.

Fuente: MedlinePlus

Imagen: Popofatticus